Las principales culturas pre incaicas del Perú

culturas del peru antiguo preincas

El Perú tiene una larga y fascinante variedad de culturas antiguas, sin embargo, muchos turistas sólo han oído hablar de los Incas. Aunque hay que reconocer la enorme influencia de los Incas en la historia y el desarrollo del Perú, hubo muchas otras civilizaciones regionales que también desempeñaron un papel fundamental en la historia peruana. Esta introducción a las muchas otras civilizaciones del Perú tiene como objetivo equilibrar la visión que muchos tienen de la historia peruana, y por qué no, a  inspirar a las personas interesadas a visitar algunas de los lugares arqueológicos pre-incaicas localizados por todo el Perú.

Las primeras culturas conocidas del Perú se originaron hace más de 20.000 años, y han dejado fuertes huellas en el país. Uno de los grupos conocidos más importantes es la cultura Chavín, una de las más antiguas del Perú, y también la primera cultura constructora. Se cree que se desarrollaron en el norte de los Andes entre los años 1500 a.C. y 200 a.C., los Chavín fueron probablemente una de las civilizaciones más influyentes de su época. De esta gran cultura quedan muy pocos vestigios, pero hay varios yacimientos arqueológicos que han resistido el paso del tiempo. El más impresionante de ellos es Chavín de Huantar, que se encuentra escondido en medio de la Cordillera Blanca en el norte del Perú.

Después de la decadencia de la cultura Chavín, surgieron varias culturas regionales. Las más famosas son las civilizaciones Paracas y Nazca, cuyo legado incluye las famosas Líneas de Nazca, entre las más destacadas del Perú. Ambas civilizaciones son conocidas por sus grandes habilidades artísticas y tecnológicas.

En el norte del Perú, la cultura Mochica o Moche floreció durante un período relativamente largo entre el 100 a.C. y el 850 d.C. Aunque sólo obtuvieron el control de una pequeña parte del Perú, el dominio de las técnicas arquitectónicas y artísticas del pueblo Moche los ha convertido en una de las culturas más influyentes de la historia del Perú. Todavía es posible observar su enorme contribución cultural en las afueras de la ciudad de Trujillo. El templo de adobe llamado Huaca del Sol mantiene tallas muy detalladas y hermosos colores.

Coetáneos de la civilización Moche, la civilización Wari, también llamados Huari, eran una sociedad militarista y particularmente religiosa establecida en el siglo VII. La voluntad expansionista de los Wari les permitió conquistar una gran parte del Perú, los pueblos conquistados fueron sometidos a un gobierno fuerte y opresivo. El Imperio Wari floreció hasta el siglo IX, cuando finalmente comenzó a fragmentarse en varios subgrupos y terminó siendo conquistado por los Incas.

Varios sitios arqueológicos Wari pueden ser visitados en Perú. Entre ellos, los más importantes son Cerro Baúl, al norte de Moquega en el extremo sur del país; Toro Muerto, que comprende petroglifos y está ubicado a unas tres horas de Arequipa; el sitio de Pachacamac cerca de Lima; Pikillacta en Cusco; y Wilcahuain cerca de Huaraz. El remanente más impresionante de la civilización, sin embargo, es la ciudad capital, llamada Wari, ubicada en las tierras altas cerca de Ayacucho.

La influencia de la cultura Wari en la historia y el desarrollo del Perú es de gran importancia, ya que los Wari fueron los primeros en construir carreteras que conectan muchos pueblos y territorios. Este sistema fue copiado, utilizado y ampliado mucho después por los Incas. Sus enormes edificios fueron construidos para resistir terremotos mediante el uso de bloques de roca poligonales, un elemento arquitectónico que los Incas también usaron más adelantes en sus construcciones.

Aunque todo el patrimonio de estas culturas pueda parecer poco en comparación con los Incas, que gobernaron el Perú con fuerza y dejaron en muchos sitios ruinas espectaculares, todas estas culturas forman parte de la compleja historia peruana, y su influencia todavía se puede observar en los usos y costumbres de la actualidad.